Jugamos en confinamiento

En esta serie de posts os estoy contando cómo trabajé habilidades en la Universidad mediante ABJ. Hasta ahora os he contado como jugábamos en el aula…Y en estas llegó el COVID a nuestras vidas y el (primer) confinamiento.

Y me enfrentaba a un nuevo reto: ¿cómo trasladar la metodología ABJ a la modalidad online / distancia? se trataba de un taller pensado àra la presencialidad en el que la interacción entre las personas era clave.

Os cuento ahora tres de las sesiones que planteé y que funcionaron muy bien.

Una de las primeras actividades que realicé fue un escape-room virtual, para ello combiné un actividad que ya estaba creada (Estelar) y adapté la metodología de clase.

El punto de partida era el juego (en grupos de 6 personas), la reflexión era individual y grupal (las plantillas de reflexión eran un cuestionario de Google) y la contextualización se la transmití a posteriori en base a sus reflexiones.

La siguiente actividad que les propuse fue reflexionar sobre cómo estaban viviendo el confinamiento jugando a Ikonikus, la actividad partía de adivinar mi propia situación y a partir de ahí tenían que jugar con las personas que tuviesen en su casa.

Entre las reflexiones a dicha actividad destacaban en positivo el hecho de haber jugado con personas de su entorno y cómo habían podido hablar de sus emociones, ¡el poder del juego en acción!

La última actividad del taller fue el colofón a meses de aprendizaje a través del juego, ya que tenían la responsabilidad de crear un juego para poder trabajar alguna habilidad y luego jugar a uno de los otros equipos y dar feedback. El resultado fue alucinante.

El taller llegó a su fin, y toca compartir las conclusiones…eso será la semana que viene ¿estaréis aquí?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.